miércoles, 18 de enero de 2017

MANTEN TUS FLOREROS LIMPIOS EN CUATRO SIMPLES PASOS




Papel absorbente, bicarbonato y vinagre serán de mucha ayuda a la hora de limpiar tus floreros.
Nada alegra más la vista o los espacios que un hermoso arreglo de flores naturales. Además de ser decorativos, la sutil fragancia que impregna el ambiente nos relaja y nos pone de buen humor.
Sin embargo, al cambiarlas notamos depósitos y manchas bastante desagradables en los floreros. Por eso, hoy te enseño una forma de limpiarlos que es rápida y ecológica.



1.       Vaciado
Comienza removiendo toda el agua que contengan; incluso puedes colarla para que ninguna hoja o fragmentos pequeños obstruyan las tuberías del fregadero. Deja escurrir boca abajo sobre una rejilla o papel absorbente.



2.       Bicarbonato y vinagre
Para que esta solución sea aun más efectiva, llena a los floreros con agua caliente y en esta disuelve una taza de vinagre blanco y una cucharada de las de sopa de bicarbonato. Verás como se forman burbujas casi de inmediato. Dejas actuar de 15 a 20 minutos.


3.       Auxiliares
Vacía nuevamente y utiliza una esponja de fregar o un cepillo de cerdas sintéticas para restregar todo el interior de los floreros. Si notas que quedan manchas, puedes emplear algún detergente no abrasivo.





4.       Al aire libre

Despuès de enjuagar un par de veces, es importante que drenen la mayor parte de la humedad naturalmente y, de nuevo, boca abajo. Con un paño de algodón, elimina las gotas de agua que queden antes de guardarlos; de esta manera no tendrán ningún olor.


Prueben estos tips en casa!.
Cariños,

Kate <3

No hay comentarios.:

Publicar un comentario